Blockchain y energía: la revolución de los prosumidores

Eduardo Soto Sepúlveda
CEO | Phineal

3 DE JULIO, 2018

Este año seguro que ha oído del blockchain y la gran variedad de aplicaciones que ofrece esta tecnología. Si bien la aplicación más conocida son las criptomonedas, es posible utilizar blockchain en casi cualquier proceso que involucre transacciones de información a través de Internet como archivos, imágenes, videos, correos electrónicos, entre otros. Es por ello que el blockchain aplicado a la energía toma gran relevancia, ya que permite flexibilizar y hacer más eficiente los procesos de generación y consumo, además de mostrar transparentemente esta información a los usuarios. El blockchain empleado en el área de energía, será el punto de inflexión para el cambio de los sistemas de transporte y almacenamiento de esta, sin la necesidad de un “notario de la energía” con lo cual los procesos serán más económicos, eficientes y seguros.

Sin duda, este ha sido uno de los años donde el blockchain ha tomado mayor relevancia en el mundo. Se ha tornado un tema común en conversaciones y discusiones en los círculos de innovación tecnológica. Las cadenas de bloques de información y la minería de datos son temas cada vez más recurrentes, así como también la gran cantidad de aplicaciones potenciales que este presenta. Pese a que existe mucha información en la red para explicar lo que es el blockchain, recomiendo ver el siguiente video que explica en forma general y precisa las ventajas y cualidades de esta tecnología.
La posibilidad de trazar la energía a través de blockchain ofrece grandes ventajas y soluciona dificultades desde el punto de vista técnico y económico. Desde la mirada de un consumidor de energía de la red, permite conocer el origen de la energía e incluso elegir según su tipo de procedencia, identificar los procesos productivos en los cuales interactuaron e incluso asignarles un valor bursátil que podría ser transado en un mercado spot como una unidad energética con potencial valor. Además, si esta energía fuera almacenada en una batería (embalse, litio y/o sales fundidas) sería identificable ya que la energía podría ser reconocida como una variable temporal donde el blockchain facilita la “contabilidad” de las unidades de energía almacenada, reconociendo por supuesto las pérdidas asociadas al proceso.

En este contexto, el año 2016 la empresa Phineal comenzó a desarrollar una metodología para agregar valor a los productos y servicios más allá de la energía solar generada, incorporando información trazable desde la “génesis” u origen, lo que permite entregar a estos un atributo e identificación. El fin es potenciar el mercado de energías renovables a través de la posibilidad de medir, comprobar y diferenciar a las empresas que usan energías limpias frente a los que dependen de las fuentes fósiles (en la actualidad más del 50% de la matriz energética chilena proviene de fuentes de origen fósil). Así es como nace  Sello Sol, el blockchain solar de Latinoamérica.

El sistema ya se encuentra en operación en plantas solares de pequeña, mediana y gran tamaño de generación, con escalamiento comercial a través del modelo de licenciamiento para diferentes tipos de clientes. En la actualidad, se está implementando la trazabilidad de la energía solar en proyectos desarrollados por la empresa francesa Total Solar, en sus plantas fotovoltaicas del colegio Alianza Francesa (100kW) y PV Salvador (70MW). Otra empresa donde se está realizando trazabilidad de energía solar es la empresa nacional de cobre de Chile, CODELCO, incorporando sistemas de trazabilidad en las plantas solares que aportan a la compañía (fotovoltaica y solar térmica) para la producción de cátodos en la planta de electro obtención de la División Gabriela Mistral.

Esquema de medición de la generación y consumo a través de la plataforma de Sello Sol.
Trazabilidad de la energía solar en la producción de cobre, que luego se convertirá en conductores para el bobinado de motores de autos eléctricos.

La trazabilidad de energías renovables en los procesos de producción nacional cumplirá un rol fundamental en los sistemas de registro de la economía circular de los productos y servicios a nivel mundial. Los usuarios finales podrán conocer toda la cadena de valor agregado por este tipo de fuentes por medio de los certificados que se generan automáticamente a través de la medición, evitando la manipulación de personas y empresas certificadoras como se realiza en la actualidad. El blockchain elimina las barreras y los usuarios finales pueden consultar en cualquier momento en la plataforma de Sello Sol cuándo, dónde y quién produjo la energía de los productos y servicios que está comprando o transfiriendo.

Un ejemplo de lo mencionado es el cobre que está siendo trazado con Sello Sol para el mercado de autos eléctricos, los motores llevarán además de un cobre bajo en emisiones de carbono, una firma digital confiable y verificable desde las plantas de producción de Chile.

Transacciones inteligentes y sin intermediarios

La energía se mide por medio de equipos certificados por la normativa nacional y es extraída a través de dispositivos instalados localmente en las plantas de generación y consumo, estableciendo una comunicación M2M (Machine to Machine) donde no existe intervención humana en el proceso. En el futuro las mediciones inteligentes deberán incorporar unidades de procesamiento y minado de bloques, en respuesta a la tendencia a nuevos y mejores mecanismos de medición como se está planteando en la “Internet of Things” (IoT) con blockchain.

phiNergy, sistema de medición con tecnología blockchain.
Phineal©2018
Uno de los grandes desafíos planteados durante el desarrollo del blockchain de energía, es la capacidad de agregar mayores atributos a la información generada por las plantas de generación y centros de consumo. Para esto se ha incorporado información georreferenciada, tiempo, identificación de los equipos y por supuesto la variable física de la energía. Así, se definió el GTIME, con el cual cada 15 minutos se produce un vector de información por cada medición en una planta solar.
A partir de esta información de todas las mediciones recibidas por los sistemas de creación de GTIME se generan los bloques, los cuales son minados para obtener los #hash que unen las transacciones desde los bloques pasados y los nuevos. Un conjunto de mineros, que están conectados a Internet se encargan de realizar los cálculos y de guardar rigurosamente la información histórica de todos los bloques.
A partir de estas dos unidades:l GTIME y #hash, es posible reconstruir la historia de las transacciones realizadas por el sistema, permitiendo a cualquier usuario verificar la integridad de ella hasta su “génesis” u origen.

El blockchain y el nacimiento de los prosumidores

Antes de continuar, es necesario definir lo que es un prosumidor (derivado de la palabra en inglés “prosumer”) con un sencillo ejemplo. Supongamos que una persona cuenta en su hogar con un sistema fotovoltaico que le permite generar la mayoría de la energía que consume anualmente, incluya dentro de esta ecuación un auto eléctrico y un sistema de almacenamiento energético. Este usuario puede gestionar su energía con la red eléctrica, ya sea comprar o vender su energía a los usuarios que se encuentran unidos a ella (el avance natural de la ley de distribución debe tender a esto lógicamente). Si se incorpora un mecanismo de medición, supervisión y control a través de blockchain, con el cual la energía podrá ser gestionada directamente desde su hogar sin tener que pasar por intermediarios (distribuidoras) y donde además permitirá venderle energía a sus vecinos a través de las redes eléctricas, el usuario puede definirse como prosumidor.

 

Esquema de prosumidor con sistema de medición con blockchain
Phineal©2018

No estamos lejos de estos avances en materia de gestión energética, ni tampoco somos los primeros en vaticinar estos temas, pero el proceso de conversión hacia este nuevo concepto pasa por “liquidar” la unidireccionalidad del esquema actual generadora > distribuidora > consumidor y entender que es inevitable este cambio en los próximos 5 a 10 años. Como conclusión es claro prever que…
“…la revolución de la energía provendrá de los mismos usuarios que se transformarán en prosumidores, quienes generarán y almacenarán su propia energía, la cual podrán vender a otros usuarios para su uso directo en las redes eléctricas o electromovilidad, sin intermediarios.”

Plataforma de visualización y trazabilidad de blockchain Sello Sol

Sello Sol es un certificado que permite trazar la generación de energía solar desde el lugar de origen mediante la tecnología blockchain. Los datos son medidos y procesados para agregar valor a su uso en productos, servicios y transacciones como información verificable, transparente y segura.

Pin It on Pinterest

Share This